Parto de Baja Complejidad

Parto de Baja Complejidad

El parto de baja complejidad es el proceso fisiológico con el que la mujer finaliza su gestación a término (entre las 37 y las 42 semanas cumplidas). Su inicio es espontáneo, se desarrolla y finaliza sin complicaciones, culmina con el nacimiento de un bebé sano y no necesita más intervención que el apoyo integral y acompañamiento a la madre y al recién nacido.